Buscar en este blog

martes, 24 de abril de 2018

Putin le cumple a Trump y envía gratuitamente el S-300 a Siria

Rusia en un gesto de poder y soberanía suministra a su aliado sirio los modernos sistemas antiaéreos S-300 para que el país árabe haga una defensa exitosa de su territorio de los ataques aéreos estadounidenses como el recientemente lanzado por Trump.

Con esta acción Rusia viene a mover el panorama geo-político en la zona, así como la correlación entre las diferentes fuerzas militares regionales.


Esta es la respuesta rusa al reciente ataque con misiles realizado por EEUU contra siria.  Si antes los sirios tuvieron un grado de efectividad del 78% a la hora de derribar misiles estadounidenses, ahora va a ser del 100%, ademas de que adquirirán la capacidad de derribar los aviones enemigos que osen invadir su espacio aéreo.

Eso va representar un obstáculo impenetrable para las fuerzas aéreas de la llamada coalición internacional anti-EIIL, que no es otra cosa que una coalición internacional para intentar destruir al gobierno legitimo sirio representado por el presidente Bashar Al Assad.

Putin cumplió, tal como lo prometió, y presentó su respuesta a la acción unilateral e ilegal de washington cuando decidió atacar siria.

A ver ahora como le van hacer los gringos para volver intentar atacar al gobierno legitimo de Damasco.

Ya los dos aliados principales de Rusia  en la región cuentan con los sistemas antiaéreos S-300; es decir, Irán y siria.

Rusia proporciona dichos sistemas de manera totalmente gratuita a Damasco consciente de la difícil situación económica que atraviesa el país árabe; así se conoce a los verdaderos amigos.

México compra los helicópteros navales más “modernos” del mundo

México continua reforzando sus fuerzas armadas y ahora adquiere los helicópteros navales más "modernos" del mundo, los Sikorsky MH-60 Seahawk.

Con esta adquisición (sumada a la fragata POLA) México adquiere una importante capacidad anti-submarina para proteger sus plataformas petroleras así como sus extensos litorales.


Como no ignorarán todos ustedes, México está en el proceso de construir su primera fragata moderna y de largo alcance conocida como proyecto POLA.

Esta es una fragata construida tomando como base la fragata SIGMA Clase 10514 de la empresa holandesa Damen Shipyards. La empresa europea suministra a México la asesoría y la transferencia tecnológica necesaria para que los ingenieros y científicos mexicanos adquieran los conocimientos y habilidades necesarias para poder construir por ellos mismos una embarcación militar de las mencionadas características.

Este es un gran buque militar que contara con capacidades antisubmarinas muy desarrolladas; pero para tal propósito es que se han contratado los servicios y la tecnología de importantes fabricantes estadounidenses, como lo son la empresa Lockheed Martin y la empresa Raytheon Systems; uno suministra los radares y sistemas de control de tiro, mientras el otro suministra los torpedos y misiles necesarios para que el buque cumpla con su misión.

Pero además de misiles, torpedos, radares y ametralladoras, para que la nave cumpla completamente con su misión necesita un medio que le permita rastrear de manera más eficaz a los posibles adversarios, y me refiero específicamente a posibles buques y, sobre todo, posibles submarinos enemigos. Así mismo, necesita armas adecuadas para atacar a eso posibles contrincantes, y para eso es que se hace necesario contar con la participación de al menos una aeronave embarcada de lucha antisubmarina. Es por eso que se ha buscado la adquisición del más avanzado helicóptero de lucha antisubmarina con el que cuentan los “socios” de México.

Es en esta situación que se han comprado 10 helicópteros Seahawk a la empresa estadunidense Lockheed Martin.

Además de los mencionados helicópteros, se ha adquirido el lote completo de refacciones y motores para la aeronave, así como los sistemas más avanzados con los que se puede equipar y armar a dicho aparato.

De esta manea tenemos que México ha adquirido de estados unidos diez helicópteros multipropósito modelo MH-60R Seahawk. Estos aparatos están equipados con múltiples accesorios y dispositivos, entre ellos radares multimodales, sistemas infrarrojos, sistemas de navegación y aparatos de visión nocturna. Según la empresa Lockheed Martin, que fabrica los helicópteros, son los más avanzados en el mundo, y pueden operar desde fragatas, destructores, cruceros de guerra y portaaviones.

El paquete también incluye 10 misiles Hellfire, 38 cohetes de alta precisión, 30 torpedos y 24 metralletas, entre otras armas.

Según representantes de la empresa: “Los helicópteros permitirán a México realizar misiones de guerra antiterrestres y antisubmarinas, y misiones secundarias como reabastecimiento vertical, búsqueda y rescate, y transmisión de comunicación”, indicó la Agencia de Cooperación de Seguridad de Defensa.

Esta transacción se enmarca en el programa estadounidense conocido como “Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte” (ASPAN).

Es decir, el gobierno estadounidense aprobó esta venta de armamento a México dado que para ellos México es un socio estratégico en cuestiones de seguridad nacional; o al menos, México es considerado un factor importante en cuestión de seguridad nacional para EEUU, pues comparten su frontera norte con ellos y es el principal puente entre la inmigración del sur del continente americano y los EEUU.

Es por esto por lo que Trump aprobó esta venta, y otras anteriores, pues para él México representa el principal muro de contención para la inmigración ilegal de ciudadanos latinoamericanos hacia EEUU. Eso quedó bastante claro en la última condición que puso el presidente norteamericano para continuar con la renegociación del TLCAN: es decir, que México haga más para evitar la inmigración ilegal de personas hacia Estados Unidos a través de sus fronteras.

Es por eso por lo que aprobó esta transacción, pues dichos helicópteros están equipados con importantes sistemas de vigilancia terrestre y marítima; de tal manera que contribuirán a controlar la inmigración ilegal en la frontera sur de México, así como en el caribe mexicano.

Pero además del control de fronteras; dichos helicópteros también han sido dotados de sofisticados equipos de lucha antisubmarina y de ataque a tierra; claro, estos sistemas no serán utilizados contra los inmigrantes, pues son sistemas diseñados específicamente para la lucha armada contra fuerzas militares hostiles, no para contener inmigrantes; aunque sus sofisticados sistemas de vigilancia si pueden contribuir a controlar la inmigración ilegal, más no así para detenerla; eso corresponde a las fuerzas de seguridad pública y de control de fronteras, pero los helicópteros proporcionarían las rutas que utilizasen los inmigrantes para ingresar ilegalmente al país.

Todo esto suena muy bien; pues de esta manera México se pone a la vanguardia en la lucha antisubmarina, así como en el ataque ligero a tierra, más, como siempre, esos sistemas comprados a los Estados unidos estarán arreglados de tal manera que no representen un peligro para sus fuerzas armadas, o para las de sus aliados, me explico:

Las computadoras, así como los miles y torpedos, traerán códigos ocultos de bloqueo, de tal manera que, en caso de una confrontación entre las fuerzas armadas de México y Estados unidos, esas armas serian inutilizadas remotamente, de tal manera que México quedaría indefenso antes Estado Unidos, o contra cualquier otro que ellos apoyen en contra nuestra.

Eso es exactamente lo que les pasó a los argentinos con los miles Exocet en la guerra de las Malvinas: los códigos de bloqueo le fueron proporcionados por los franceses, fabricante de dichos misiles, al gobierno inglés, de tal manera que la principal arma de argentina contra la armada británica quedó inutilizada de golpe.

Pero México al haber optado por los buques holandeses, automáticamente quedó sujeto a la tecnología occidental, pues dichas naves fueron diseñadas precisamente para funcionar con esa tecnología, es decir, con las armas, sistemas de radar y sistemas de control de tiro fabricados por empresas occidentales, como lo es la misma Raytheon Systems, Bae Systems y Lockheed Martin.

Pero aquí hay algo mas profundo que el simple control de fronteras, principal motivo de EEUU para aprobar la venta de los presentes sistemas y armas a México; esto es, el motivo principal es la preparación para una eventual guerra global, guerra donde México quedaría del bando de los estadounidenses, o al menos así lo creen los norteamericanos.

Pero ¿exactamente cuál sería el principal motivo de EEUU para aprobar esta venta de armas a México? Pues la de proteger los recursos naturales de México, recursos naturales como el petróleo o gas; recursos que en caso de una conflagración armada con Rusia o China, quedarían en riesgo de perderse en favor de los enemigos.

Así es, EEUU trata de asegurarse el suministro de petróleo, gas, minerales, y otros recursos naturales, en caso de una disputa armada con esos países; por eso es que le proporciona a México su más avanzada tecnología para que el país latinoamericano pueda defender sus plataformas petroleras de un eventual ataque de submarinos hostiles.

No es gratis esta venta de armas de EEUU para México; ellos lo hacen principalmente para proteger sus intereses, no para ayudar a México; claro, falta por ver si México, efectivamente, se pone del lado de los estadounidenses en una hipotética guerra mundial.

No olvidemos que el candidato a la presidencia de México, Andrés Manuel López obrador, está muy fuerte en su carrera por alcanzar la silla presidencial. Las ultimas encuestas le dan una intención de voto de al menos el 50% del electorado, lo que le aseguraría un triunfo aplastante contra los otros candidatos.

Tampoco olvidemos que este candidato es señalado como un candidato de izquierda, es decir, como un candidato contrario a los intereses de los EEUU y más cercano a los intereses de Rusia, China y el nuevo orden financiero internacional representado por el Petroyuán.

De esta manera se supone que, si gana Obrador, México se inclinará más hacia el bloque representado por Rusia, China y los BRICS, que, hacia EEUU; lo que pondría en serio riesgo los planes que tiene la Casa Blanca para el país azteca.

En el reciente debate entre candidatos a la presidencia de México, se dice que Obrador destacó sobre los demás y que aumento su ventaja con respecto a ellos, dándose, como ya dije, una intensión del voto de al menos el 50% como resultado de su participación en dicho debate.

Esto no se si sea bueno o malo, pues, como ya lo he dejado claro en más de una oportunidad, yo soy apartidista, antipolítico, y no creo en ningún político o partido político.

Pero ya el tiempo lo dirá: si México estará mejor o peor con Obrador.

Pero de lo que no hay duda, es que el actual presidente mexicano está haciendo un buen trabajo en lo referente a repotenciar a las fuerzas armadas del país, cosa que era algo urgente para México, pues el equipo con el que se contaba era insuficiente y bastante obsoleto, pero con las nuevas adquisiciones esa situación se está revirtiendo aceleradamente.

México se está colocando a la vanguardia militar en el subcontinente latinoamericano con estas nuevas adquisiciones.

No olvidemos los proyectos que se tienen para fabricar el avión de entrenamiento avanzado y ataque ligero de México; plan en el que aparentemente se ha alcanzado un acuerdo con Argentina para la cooperación y la transferencia tecnológica para lograr concretar dicho proyecto tomando como base el avión argentino Pampa III.

Este paso es el paso previo para que México adquiera por fin su nuevo caza de superioridad aérea que sustituirá a los anticuados aviones caza F-5 Tiger.

Todavía no hay un candidato firme para cubrir esa plaza vacante, pero se habla mucho del F-16, del Saab Grippen NF y de los rusos MIG-35 y SU-35, así como del chino J-10.

Pero con la llegad de Obrador a la presidencia de México tal vez se opte por un caza de origen ruso, o por el sueco Grippen NF, pero de lo que no hay duda es que, de continuar México por esta senda, en unos diez años tendrá unas fuerzas armadas potentes y muy eficaces que podrán hacer frente a cualquier amenaza exterior.

Senador ruso: suministrar sistemas S-300 de Rusia a Siria sería adecuado



Suministrar sistemas rusos de defensa antiaérea S-300 a Siria y capacitar a los militares sirios sería una decisión adecuada en la situación actual, declaró el jefe del Comité para la Defensa y la Seguridad del Senado ruso, Víctor Bóndarev.

"Los suministros de S-300 corresponden a la situación surgida, y hoy en día es posible crear en Siria con ayuda de Rusia un sistema de defensa antiaérea eficaz, capaz de proteger las instalaciones civiles y militares", dijo en una reunión del Consejo de la Federación (Senado).

El senador ruso indicó que con los sistemas S-300 rusos Siria podrá "enfriar los humores de los militares y generales de la OTAN".

El senador se refirió a la reciente agresión de EEUU, Francia y el Reino Unido contra Siria, al señalar que a pesar de que el ataque fue masivo, alcanzó solo el 70% de los objetivos, lo que constata el alto nivel de la capacidad de la defensa antiaérea siria, que cuenta con modernizados sistemas de misiles de la fabricación soviética como S-125, S-200, Buk, Kvadrat y Pantsir-S1.

EEUU, el Reino Unido y Francia atacaron el 14 de abril pasado las instalaciones sirias donde supuestamente se fabrican armas químicas.

En una hora y media, las tres potencias dispararon más de 100 misiles, la mayor parte de los cuales fueron derribados por la defensa antiaérea siria, según informaron los militares rusos que siguieron de cerca todos los lanzamientos.

El presidente ruso, Vladímir Putin, calificó lo ocurrido como un acto de agresión contra un Estado soberano señalando que el presunto uso de armas químicas que sirvió de pretexto para lanzar ese ataque no fue confirmado ni por los expertos rusos ni por la población local.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, afirmó que después del ataque Rusia está dispuesta a "examinar cualquier ayuda al Ejército sirio" para que pueda contrarrestar las agresiones.

Siria recibirá de Rusia sistemas S-300 rápida y ‘gratuitamente’



Rusia tiene previsto suministrar los sistemas de misiles antiaéreos S-300 a Siria de manera gratuita y en poco tiempo por la falta de recursos financieros del Gobierno sirio, han informado este lunes los medios rusos, citando a fuentes militares y diplomáticas.

Según informa el periódico ruso Kommersant, como “los sirios no tienen dinero” para la compra de los nuevos sistemas S-300, es probable que Moscú envíe a Siria los usados de este tipo de sistemas de misiles antiaéreo, es decir, “de segunda mano”.

De acuerdo con el medio ruso, los componentes de los S-300 (estaciones de radar, máquinas de transporte de carga, puestos de control, lanzadores, etc.) pronto serán entregados al Gobierno de Damasco a través de aviones militares o por la Armada rusa.

Fuentes militares y diplomáticas han dicho a Kommersant que los S-300 formarán parte de la defensa aérea siria para contrarrestar los posibles ataques del régimen de Israel y EE.UU.no solo a la ciudad capitalina de Damasco, sino también a la serie de bases militares donde está estacionada la Aviación siria y los asesores militares iraníes.

Según los informes, la entrega de los sistemas S-300 ha provocado inquietud en la Administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En este contexto, el portal ruso BFM, aseguró que el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton y el embajador ruso en Washington, Anatoli Antónov, discutieron el 19 de abril en Washington sobre la entrega de S-300 a Siria, lo que hasta ahora no ha sido confirmado por el Kremlin.

Rusia está decidida a entregar el sistema S-300 al Ejercito sirio después de que EE.UU., el Reino Unido y Francia lanzaron el pasado 14 de abril ataques contra Siria, bajo la excusa de un supuesto ataque químico en la ciudad de Duma, en la región de Guta Oriental, pese a que Damasco rechazó toda implicación al respecto.

El Ejército sirio usó sistemas de defensa aérea S-200, S-125, Osa, Kvadart, Buk y Strela para repeler el bombardeo occidental. El sistema Pantsir S-1 lanzó 25 misiles y alcanzó 23 de los misiles disparados por EE.UU. y sus aliados, según afirman los rusos.

La ofensiva occidental provocó una masiva ola de condenas de varios países, como Irán, Irak, Rusia, China, Bielorrusia y Cuba, entre otros, mientras algunos gobiernos apoyaron la intervención militar.

Revelan los detalles del suministro de los S-300 a Siria



Rusia en un futuro cercano puede comenzar a suministrar S-300 a Siria, informa Kommersant, citando a fuentes militares y diplomáticas. Moscú tiene previsto entregarlos de manera gratuita y en poco tiempo crear alrededor de ellos un sistema de defensa antiaérea escalonado capaz de proteger Damasco y los lugares donde se ubica la aviación.

Las fuentes del medio ruso sostienen que la entrega está prácticamente resuelta "a nivel político".
De acuerdo con esta información, los componentes de los S-300 (estaciones de radar, máquinas de transporte de carga, puestos de control, lanzadores, etc.) pronto serán entregados a Siria a través de aviones militares o por la Armada rusa.

El propio suministro se realizará como parte de la asistencia técnica militar que Rusia ofrece a Siria. Uno de los interlocutores de Kommersant sostuvo que "los sirios no tienen dinero" para la compra de los nuevos sistemas de este tipo.

Según el periódico ruso, lo más probable es que Moscú envíe a Siria S-300 usados. Es decir, "de segunda mano".

Junto con los sistemas soviéticos S-125, S-200, Buk, Kvadrat y Osa, los S-300 formarán parte de la defensa aérea siria escalonada, capaz de proteger contra posibles ataques de Israel y la coalición encabezada por EEUU no solo a Damasco, sino también a la serie de bases militares donde está estacionada la aviación siria y los instructores militares iraníes, escribe Kommersant.

El analista militar Víktor Murajovski estima que para estos fines se necesitan al menos tres o cuatro S-300.

En la actualidad, los S-400 protegen el espacio aéreo en Hmeymim y Masiaf, mientras que al menos un sistema S-300V4 (Antei-2500) protege Tartus.

Por su parte, Moscú no excluye que Israel reaccione de manera negativa al suministro de los S-300 a Siria. El exjefe de la Inteligencia de las Fuerzas de Defensa de Israel, Amos Yadlin, cree que los militares israelíes atacarán los S-300 en Siria.

"Por supuesto que Tel Aviv reaccionará mal al suministro de los S-300, pero ahora en Siria 'todo el mundo pesca en aguas turbulentas'", subrayó el director del Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías, Ruslán Pujov.

Rusia considera que el despliegue de los S-300 en Siria estabilizará la situación en el país y no permitirá que los israelíes y la coalición liderada por Estados Unidos destruyan sin obstáculos la infraestructura civil y militar del país árabe, concluye Kommersant.

Sin embargo, la entrega no será inmediata. De acuerdo con los especialistas rusos, serán necesarios al menos tres meses para entrenar a los sirios a manejar los S-300.

Según la información de Kommersant, los militares rusos serán desplegados en los lugares donde los S-300 estén estacionados en Siria, por lo que si Israel decide realizar ataques con misiles, las consecuencias "serán catastróficas para todas las partes".

Más tarde este 23 de abril, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, declaró que el suministro de sistemas rusos de defensa antiaérea S-300 a Siria todavía no es un asunto resuelto, se debe esperar las decisiones de Moscú y Damasco.

"No puedo decir que se trate de un asunto resuelto, se debe esperar qué decisiones concretas tomen los dirigentes de Rusia junto con los representantes de Siria, creo que no se prevé mantenerlo en secreto, la respectiva información se dará a conocer", señaló el canciller, cuya declaración se publica en la web de la Cancillería rusa.

sábado, 21 de abril de 2018

Rusia recibe regalo de Trump: "misiles bonitos e inteligentes"

Una cosa más ha salido mal para los estadounidenses en su reciente incursión en siria: varios misiles intactos fueron capturados por las fuerzas militares rusas desplegadas en ese país.

Así es, en el pasado bombardeo sobre siria que realizara Estados Unidos y compañía, varios misiles fueron derribados logrando su aterrizaje sin que estallaran al momento de hacer contacto con el suelo; de esta manera Rusia se hizo con la posesión de tales misiles.

Recordemos que el presidente norteamericano previamente había hablado de unos misiles nuevos, bonitos e inteligentes que serían utilizados en la posterior agresión a siria. Entonces, suponemos que tales misiles realmente no eran tan inteligentes como alardeara Trump, pero lo que si sabemos es que tales misiles poseían tecnologías novedosas de las cuales ahora se hace con su posesión Rusia.


De esta manera, a Trump y sus generales el tiro les salió por la culata; pues aparte de que el bombardeo fue un fracaso total, ahora sabemos que le han regalado a Rusia tecnologías de vanguardia que podrá utilizar en el desarrollo de sus propias armas.

Pero, por otro lado, viendo el resultado del bombardeo es de suponer que tales tecnologías, si bien son novedosas para los estadounidenses, para Rusia es tecnología ya obsoleta y superada.

Algunos medios hablan de que Rusia se habría hecho con la posesión de los anticuados y obsoletos misiles Tomahawk, y que, por lo tanto, obtendrían la clave de cómo poder derribarlos; pero la realidad es que Rusia ha demostrado que eso no es problema para ellos; así que si ese fuera el caso, lo que Rusia en realidad habría recuperado seria basura, chatarra estadounidense obsoleta que solo sirvió para escenificar un acto de prepotencia imperialista, así cómo para intentar elevar la imagen de Trump; pero como lo vuelvo a repetir, el chirrión les salió por el palito, pues aparte de que aquello fue un rotundo fracaso para los norteamericanos, la imagen de su presidente, así como la de su ejército y su tecnología, salió muy mal parada, pues todo el mundo vio que tan fácil es para Rusia derribarle esos misiles.

Pero quiero suponer, dada la difusión que se le ha dado a esta noticia por parte de los medios rusos, que los misiles recuperados no solo eran del tipo Tomahawk, sino también de los nuevos misiles, bonitos e inteligentes, que según Trump posee Estado Unidos.

Estando así las cosas; no tengo más que reírme en la cara de Trump; pues aparte de que su aventura por siria terminó en un fracaso total; sus famosos misiles inteligentes también resultaron ser un fracaso total, y aparte le regaló la tecnología utilizada en ellos a Rusia.

¿O es que ésa era la estrategia de Trump?, simular un ataque a siria para proporcionarle a su amigo Vladimir Putin la tecnología de vanguardia de los estadounidenses. Por supuesto que no, eso solo es sarcasmo.

Bueno, ahora pasemos al resumen de las noticias.

El fracaso estadounidense es el triunfo de Rusia

Los misiles de Trump que lanzara contra siria sí sirvieron muy bien para una sola cosa: para demostrar la superioridad tecnológica de las armas rusas, así como para impulsar la venta de estas.

Así es, después de ver que los sistemas de defensa antiaérea de fabricación rusa con los que cuenta siria fueron muy eficaces a la hora de derribar los misiles Tomahawk, así como los otros modelos de misiles lanzados por sus aliados (Inglaterra y Francia), la demanda por las armas rusas se ha disparado de manera espectacular en detrimento de las estadounidenses.


Los sistemas antiaéreos Pantsir y Buk-M2E demostraron ser muy superiores a los misiles de crucero estadounidenses, ingleses y franceses, alcanzando una tasa de eficiencia del 76%; es decir, de 103 misiles lanzados contra el país árabe, 78 de ellos fueron derribados. Esta es una eficiencia realmente alta que no pasó desapercibida para muchos potenciales compradores.

Por otro lado; si los estadounidenses no continuaron con sus ataques fue debido a la advertencia que le hicieran los jefes militares al presidente norteamericano en el sentido de que las armas rusas eran muy superiores a sus contra partes norteamericanas, y que en caso de presentarse una confrontación directa con los rusos, todos sus buques y todas las fuerzas armadas estadounidenses y aliadas desplegadas en la región se verían seriamente comprometidas, siendo eliminadas con toda probabilidad por el poder de fuego ruso.

¿Y por que advertían esto los jefes militares al presidente Trump? Pues simplemente porque los bombarderos estratégicos rusos ya estaban desplegados en bases aéreas iraníes y sirias listos para entrar en combate; pero además porque portaban los nuevos misiles rusos de los que hablara recientemente el presidente ruso, es decir, contaban con los misiles hipersónicos anti-buque Tzricon, Kinzhal, Triump y Granit.

Ellos, los generales, le decían a Trump que no dudara de las palabras de Putin y que le creyera de que disponía de esas nuevas armas, pues ellos saben perfectamente que sí existen y que están plenamente operativas. También saben que no hay defensa posible contra ellas, teniendo por resultado el hundimiento de toda la flota de guerra estadounidense, así como de todos los portadores de los misiles agresores, es decir, de todos los aeropuertos desde donde despegasen los aviones, así como de los mismos aviones y, por supuesto, de los portaviones estadounidenses.

Esta es la verdadera razón de por qué Trump desistió de continuar con el bombardeo sobre siria.

Y aún así, hay todavía gente que cree que en un hipotético conflicto armado entre Rusia y EEUU los norteamericanos saldrían vencedores. Ya los generales norteamericanos han advertido quien sería el claro vencedor, y no es precisamente EEUU, eso pese les hiera profundamente el orgullo a los estadounidenses.

No por nada el secretario de defensa estadounidense trató de evitar el bombardeo pues sabía perfectamente de la inminente derrota de que serían objeto por parte de Rusia; derrota que finalmente sí se dio si consideramos el alto grado de eficacia demostrado por las armas rusas en posesión del gobierno sirio en contraparte con las norteamericanas.

El secretario de defensa estadounidense, James Mattis, trató de evitar el bombardeo y de persuadir al presidente norteamericano de que no lo efectuara, declarando que ellos no tenían prueba alguna del supuesto ataque químico, ataque que finalmente utilizó Trump como pretexto para ordenar el bombardeo.